La culpa es de Prometeo

Berna Sanchis

Ubi dolor ibi vigiles

Lema de los Vigiles que se encargaban de la vigilancia nocturna y control de los
incendios durante la época del imperio romano (Donde hay dolor están los Vigiles).

Este proyecto habla sobre el día a día de un servicio de bomberos, las situaciones cotidianas de una guardia de 24 horas y en ocasiones momentos que pertenecen al tiempo libre pero que tienen relación con la profesión. Una pretensión de reflejar en imágenes escenificadas, con un toque irónico y otro humorístico, las situaciones en las que se suelen encontrar los servicios de bomberos en la actualidad.

Hay otras facetas de esta profesión más desconocidas por la gente, no siempre se está salvando a personas o extinguiendo incendios. Durante el día a día se realizan otras funciones más desconocidas. Sobre éstas Berna Sanchis pretende arrojar luz y dar a conocer esos otros aspectos, huye de los clichés por los que se les identifica e intenta mostrar a los bomberos de una manera más pausada, teatral y cómica pero no exenta de realidad y significado.

Algo característico de las imágenes es la ausencia de sombras duras, para ello el fotógrafo siempre elige los días nublados o zonas en sombra para poder realizar las tomas. Los escenarios meticulosamente escogidos funcionan a modo de Tableau vivant donde interactúan los actores. Es por ello por, la exploración de elementos arquitectónicos que suelen ser lugares planos, sin profundidad apenas, donde se buscan líneas rectas, destacar figuras geométricas, composiciones simétricas y equilibradas.

En ocasiones todo lo contrario, pero sobre todo lugares estéticamente agradables y al mismo tiempo espacios que representen el significado del concepto relatado.

Berna Sanchis realiza las tomas perpendiculares a la escena, atribuyendo el protagonismo a partes iguales entre el personaje o personajes y la arquitectura del lugar. Intentando siempre que sea posible utilizar lentes largas que aplanen la imagen, buscando el impacto visual, los colores y los fondos planos.

La intención de la serie es representar cada imagen de manera teatralizada, surreal, buscando lo grotesco, sobre todo huyendo del movimiento o la acción, tan habitual en este trabajo.

La manera de representar al bombero es vestido con su traje de intervención completo (esto es del todo irreal, pues durante la guardia no se va vestido así, solo cuando hay una intervención con fuego) ya que esta manera icónica de mostrarlo aporta el toque cómico y llamativo a la escena.

Berna Sanchis (Palma de Mallorca, 1968) combina su profesión de bombero con la de fotógrafo. Reside en la ciudad de Alicante y desarrolla trabajos documentales, en ocasiones utilizando la escenificación, es también un apasionado de la fotografía de calle.

Formado en fotografía, ha cursado el Ciclo Superior de Imagen en el IES Luis García Berlanga y Centro de Estudios Ciudad de la Luz. Ha realizado el Módulo de Arte y Fotografía Contemporánea en la Escuela Mistos de Alicante, y fue becado en el Curso de Fotografía Avanzado de esta misma escuela.

Ha completado su formación con diversos cursos y talleres en la Escuela L ́Espai y Laboratorio de proyectos en Mistos, con los fotógrafos Pablo Chacón y Eduardo Nave ha realizado talleres de edición y gestión de proyectos documentales, con Rafa Badia ha realizado cursos de fotografía de calle. Socio del Club Fotográfico de Alicante, ex-miembro de la junta directiva de la Federación Levantina de Fotografía, y organizador desde su inicio en 2016 del Concurso Nacional de Fotografía de Bomberos.

Ha expuesto su trabajo en la Casa de Cultura de Santa Pola, Alicante. Sala de exposiciones Gil Marraco, Zaragoza y Sala Transit de la Universidad de Alicante.
Su trabajo actual se centra en la situación de los bomberos en España, al mismo tiempo que
desarrolla un proyecto documental sobre deportistas de alto nivel que practican deportes
minoritarios.